Los 12 secretos más grandes de la aviación

Si no lo sabían, existe numerosas anécdotas y costumbres de la aviación que no conocemos si no trabajamos en este ámbito. Encuentran aquí las 12 anécdotas más grandes…

  1. Es inútil (o casi) apagar sus aparatos electrónicos durante el vuelo 

En realidad es inútil apagar sus aparatos electrónicos en el avión. En efecto, en los aviones modernos, las cabinas de pilotaje y los aparatos son protegidos de las interferencias magnéticas. Para resumir: nada va a explotar si su teléfono se queda encendido. Sin embargo, si todo el mundo tiene su teléfono encendido, eso puede complicar la comunicación con la torre de control. Entonces, en la duda, apaguenlo, ¡economizarán batería!

  1. Es totalmente al piloto y al co-piloto comer la misma comida

Los pilotos tienen dos comidas diferentes y tienen la total prohibición compartir o probar la comida del otro, ¡y es muy serio! Eso es implementado para evitar una intoxicación alimentaria eventual, y si rompen la regla es considerado como una falta grave.

  1. Las azafatas siempre no respetan las reglas 

Varioso testimonios de azafatas y azafatos confirmen: después de pedir a los pasajeros apagar sus teléfonos, mandan uno o dos mensajes a sus familiares… ¡no es muy justo!

  1. La causa por la cual las luces se apagan en el aterrizaje

Durante un aterrizaje, disminuyen la luminosidad en el avión, simplemente es en caso de problema para prepararles a evacuar el aparato en urgencia. De hecho, como sus ojos ya se serán acostumbrados a la oscuridad, verán mejor las salidas de emergencias y podrán más facilmente guiarles en el exterior, ¡así se evita las caídas!

  1. Seguramente ya se han caído un rayo varias veces en avión

Seguramente no lo sabían, pero los aviones muy a menudo son azotados por el rayo. Pero tranquilo, es sin peligro, indoloro, y como lo habrán notado, ¡no se siente nada! ¿Por qué? La cabina es la jaula de Faraday.

  1. Le pilote es casi todo-potente

Una vez que las puertas del avión están cerradas, el comandante es el único patrón a bordo. Su autoridad es casi sin límite. Puede: detenar a alguien, escribir multas, tomar las últimas voluntades, o escribir el testamento de un pasajero  moribundo.

  1. La puerta del baño puede abrirse del exterior 

Existe una técnica que permite abrir la puerta desde el exterior, hay que levantar el pequeño cartelito “prohibido fumar”, y deslizar la palanca pequeña, ¡y hop!

Cuidado, normalmente son las azafatas o los azafatos que realizan este maniobra en algunos casos excepcionales.

  1. Seguramente ya han viajado con órganos humanos o cadáveres

Muchos vuelos domésticos transportan restos humanos, cuerpos en ataudes (repatriación de cuerpos) u órganos. Por ejemplo, si vean una larga caja con “Head” (cabeza) escrito encima, es un ataúd.

  1. Los auriculares proveidos no son nuevos                                                

Los cascos que les dan, o más bien, que les prestan, no son nuevos. La plantilla les recuperan al final del vuelo, luego les limpian, les embalan de nuevo y les distribuyan otra vez. Entonces piensan tomar el suyo o limpiar las orejas.

  1. La causa de la presencia de ceniceros en el avión 

Simplemente porque si alguien decide a pesar de todo romper las normas de fumar, es mucho mejor que arroje su cigarillo en un cenicero que en un basurero, para evitar incendiar el avión, por ejemplo. Sin embargo, ¡recibirá una importante multa cuando llegue sin duda!

  1. Es posible saber si un avión fue desviado desde la tierra 

Si algo anormal llega a bordo del avión, el piloto deja los flaps de las alas levantados, para transmitir la información a la torre de control.

  1. Existe un « Mile High Club »

Se trata de un club en el cual los participantes se revolcaron a bordo de un avión. Los miembros reciben aun un certificado, ¡ni más ni menos!

Share this post